Músico belga es ovacionado en su primera visita a Chile

8 / 06 / 2017

Reconocido flautista, Marc Grauwels, protagonizó el cuarto concierto de la Temporada Internacional de Música Clásica de la Universidad Mayor.


Cientos de asistentes desafiaron la fría tarde del martes 6 de junio para disfrutar de un nuevo concierto de la Temporada Internacional de Música Clásica de la Universidad Mayor, que es organizada por el Conservatorio de esta casa de estudios en conjunto con la Municipalidad de Las Condes, su Teatro Municipal y el cuerpo diplomático.

El músico invitado del mes fue Marc Grauwels, reconocido flautista belga, que por primera vez visita Chile para mostrar un repertorio de grandes compositores.

Con los sonidos de Gluck y Devienne, interpretados junto a la Orquesta de Cámara de la Universidad Mayor y dirigida por Alexander Shitikov, el artista de destacada trayectoria internacional inició el espectáculo musical.

Luego del intermedio, continuó deleitando a los asistentes con el concierto para dos flautas y orquesta de Cimarosa junto al flautista español y académico de esta casa de estudios superiores, Carlos Enguix. Para finalizar con Tschaikovsky y Briccialdi, dos piezas magistrales que provocaron la ovación del público y el retorno del artista para un bis, regalo adicional de su música.

Este concierto contó con el auspicio de la embajada de Bélgica y entre los espectadores destacó la presencia de Patrick De Beyter, su máxima autoridad en Chile; junto a otros destacados representantes del cuerpo diplomático en Chile.

La temporada Internacional de Música Clásica 2017 continuará el 4 de julio, en el escenario del Teatro Municipal de Las Condes con el pianista austriaco Florian Feilmar. Entrada Liberada previo retiro de entradas en el Conservatorio U. Mayor o en las oficinas de la Municipalidad de Las Condes.

Clase Magistral

Un día previo al concierto, Marc Grauwels realizó una clase magistral a los estudiantes del Conservatorio de la Universidad Mayor.

Un espacio académico de gran riqueza para los futuros músicos, ya que compartieron de una manera cercana con el flautista belga teoría y práctica del instrumento de viento, además de adquirir herramientas importantes al momento de proyectarse en un escenario.